“LA HOMOPARENTALIDAD: entre la norma y la invención” – Tiresias

“LA HOMOPARENTALIDAD: entre la norma y la invención”

En la actualidad hablamos de nuevas formas de familia. ¿A qué formas nos referimos?, ¿Cómo los sujetos se identifican hoy con los tipos de madre o padre que encuentran en sus casas?, ¿De qué nuevas familias se trata, que llegan a cuestionar la norma y abren un acalorado debate sobre su legitimidad?

La invención contradice la norma, por tanto las nuevas expresiones de deseo de ser madre o padre requieren ser escuchadas.

Sin embargo, la salida de la norma con nueva norma (legislación, adopciones…) provocan un borramiento de la diferencia. La lucha en contra de una norma, sostenida en terreno de los semblantes, oculta el goce.

Es una cuestión de elección. Desde el psicoanálisis, sabemos que cada sujeto habla en la experiencia de su análisis, de su propio invento de familia y de las tensiones que ello produce en su vida y en el discurso ambiente. Con la enseñanza de Jacques Lacan, aprendimos que la familia puede llegar a considerarse como la ficción que a cada uno le sirve para anudar el amor, goce y deseo.

A partir de esto se abren las preguntas: ¿qué es un padre más allá de la familia edípica?, ¿qué está en juego en la maternidad en solitario, no mediada por la relación al deseo de un hombre?, ¿qué condensan las relaciones de un niño con las nuevas formas de familia, quizás con dos madres o dos padres?

Si las nuevas formas de familia organizan los nuevos modos de parentalidad, lo que vamos a encontrar también en la homoparentalidad, es la manera singular como cada sujeto ha pretendido resolver la proporción sexual que entre los sexos no existe. Una salida, por qué no, a la norma, que obliga a inventar.

La homoparentalidad no es nueva; la novedad es poder incluirla en el imaginario social actual, porque, en realidad, la homoparentalidad no existe. La castración es inherente al lenguaje. Por tanto, es el relato de cada sujeto el que inventa cada familia.

Sabemos que la familia de elección difiere a la de origen, aunque es cierto que no se puede romper con el origen. De hecho, tal y como nos señalan varios psicoanalistas “cuanto más radical es la separación física real, menos lo es con el imaginario”.

Familia como realidad social. Se legitima como natural el modelo clásico de representación hegemónica (madre/padre/hijos), aunque en la actualidad las estadísticas realizadas por antropólogos de la Universidad Complutense de Madrid, nos muestran que este tipo de familias se encuentran en nuestro país en sólo un 35% de los casos, y ya un 21% son parejas sin hijos.

Una diferencia que aviva el debate entre antropología y psicoanálisis, podría ser la ética  aristotélica (los hijos aman a los padres, pues éstos los hacen nacer) presente en el primer discurso, no compartida por el psicoanalítico (Edipo, con la pregunta eterna del niño, irreductible: ¿para qué vine yo a este mundo?).

La novela familiar está servida. Los recuerdos encubridores, en esa maraña de intrusión, rivalidad y envidia que la experiencia clínica del psicoanálisis confirma que la sexuación de los seres hablantes es absolutamente singular, aunque los ideales culturales se empeñen en clasificar y ordenar según patrones de normalidad ya cada vez menos vigentes.

Asistimos en la actualidad al rechazo vehemente de la lógica heteronormativa gracias al empuje de los movimientos feministas o queer. Múltiples ejemplos de personas que escapan a la división anatómica hombre-mujer, señalados por la lengua.

Nuevo y complejo reto para los psicoanalistas hoy, el poder escuchar las nuevas ficciones familiares. Enric Laurent recuerda que lo que funda la familia en el mundo contemporáneo es un niño, a lo que podemos añadir la rotundidad de Miller cuando afirma lo devastador que puede resultar para un niño no tener relato de su historia familiar. ¿Hijo libidinizado? Elección del sujeto ante su filiación, independiente de la relación sexual. Esto implica, pues, cambios en las teorías sexuales infantiles.

Novedoso. Hemos de esperar. En la historia de las civilizaciones nunca hemos encontrado resultados de parejas homosexuales con hijos. Refieren tener mayor presión social por estar fuera del discurso normativo, si bien, son los mayores defensores de la familia en la actualidad. Desafío, reto, ante nuevas formas de invención de paternidad, reto de la lengua para nombrar a estas nuevas ficciones familiares, a los que el psicoanálisis puede escuchar y orientar hacia el deseo del uno por uno.
http://roulette-en-ligne.ca/la-roulette-live/