“You have got to go for it” – Tiresias

“You have got to go for it”

Recientemente leía en “The Mirror”, una noticia sobre un transexual, quien solicitaba que el estado británico costeara la segunda operación de cambio de sexo. De esta manera, Chelsea Attonley, de 30 años de edad, “quiere volver a ser hombre de nuevo”. Para ello refiere  que “es muy difícil ser mujer” , y por ello su intención de volver a su anatomía original. “maquillarse, vestirse, comportarse como tal, me resulta muy dificultoso”, expresa en el reportaje. “Nunca seré reconocida al 100% como tal, y de esta manera vivo en una mentira”.

Sin duda, la noticia podría abrir el debate sobre la disposición al control anatómico de la sexualidad, la implicación del cuerpo y las soluciones positivas que ofrece la ciencia hoy, como si todo fuera cuestión de una identificación a un cuerpo.

Sin embargo me gustaría hacer hincapié en primer lugar,en lo que Freud tan claramente trasmite en 1923 al comenzar su conferencia 33ª cuando señala que el interés del psicoanálisis reside sobre el devenir de la mujer, sin pretender describir que es la mujer.  Devenir como recorrido, camino  a partir del niño de disposición bisexual.

Jacques Lacan hablará más adelante, sobre “asunción”. La “sexuación” según Lacan es sinónimo de “asunción” junto con sus implicaciones subjetivas/simbólicas.

Y finalmente Jacques Allain Miller, expresa la necesidad de “consentimiento del sujeto a su sexuación” más allá de la biológicamente establecida.

Devenir, asunción y consentimiento. Significantes que implican un recorrido, un transitar, sostenido por una elección y por ende un deseo. Un deseo, como señala Lacan en el Seminario 11, es un “deseo de Otro”, un surgimiento del deseo en el campo del Otro. Un deseo, al cual la ciencia actual parece ofrecer sin renuncias, pero que es incapaz de sostener, de ofrecer consistencia. Porque es en la consistencia psíquica desde donde también es necesaria recorrer la sexuación. Sin embargo el contemporáneo que nos ha tocado transitar, subraya lo real del cuerpo, su manipulación como garantía de llegar, rápidamente sin mediatización posible y sin consistencia sostenida, a cumplir un mandato, que curiosamente en el caso de Chelsea , está representado por la frase que le espeta una amiga (famosa presentadora Británica) cuando toma la decisión de la primera operación de cambio de sexo:  “You have got to go for it”. “Tienes que ir a por ello”.

Carolina Salinas

 

Bibliografía:

  • Freud, S: Conferencia 23 “ La Feminidad”
  • Lacan, J: seminario 20 “Aún” capítulo VII.
  • Lacan, J: Seminario 11 pag 164
  • Reznak, A: Trabajo del Grupo de Investigación Anorexia y Bulimia .Nucep